Ayúdanos a combatir el fraude compartiendo este contenido en las redes sociales:

Recomendaciones

 
Generales
  • Revise periódicamente los extractos financieros de manera que correspondan a sus transacciones bancarias. Sea cuidadoso con su correspondencia y destruya en su totalidad la información antes de tirarla a la basura.
  • Cuando reciba un mensaje de texto en su celular anunciando que es ganador de un premio y que debe llamar a un número para recibirlo, no lo haga, evite ser víctima de smishing. Denuncie este mensaje a la Sucursal Telefónica al 306-4700 opción 4 para recibir asesoría.
Para el uso de los canales
  • No acepte ayuda de personas extrañas cuando está realizando transacciones por algún canal.
  • Procure estar concentrado en su transacción cuando la esté realizando, estando atento a su entorno.
  • Si no quiere guardar su recibo luego de que el cajero electrónico se lo entregue, destrúyalo antes de arrojarlo a la basurera.
  • Los recibos de consignaciones y toda información financiera de soporte de transacciones o extractos deben ser guardados confidencialmente o destruidos de tal forma que no puedan tomar sus datos.
Para el manejo de las contraseñas
  • Recuerde que sus contraseñas son personales e intransferibles; no las comparta con nadie.
  • No escriba sus contraseñas en lugares donde fácilmente puede acceder otra persona.
  • Cambie sus contraseñas frecuentemente, dependiendo de su uso, complejidad y custodia.
  • Bloquee el computador desde el cual realiza sus transacciones financieras cuando se ausente de su equipo; si no lo hace, es como si hubiera entregado su contraseña.
  • Construya sus contraseñas combinando caracteres numéricos, alfabéticos y caracteres especiales. Cuanto más diversos sean los tipos de caracteres, más difícil será adivinar la contraseña.
  • No use información fácil de obtener acerca de usted, como sus nombres y apellidos, el nombre de su esposo o de sus hijos o el nombre de su mascota.
  • La clave no debe ser corta. Cada carácter que agrega a su contraseña aumenta exponencialmente el grado de protección que ésta ofrece. Las contraseñas deben contener un mínimo de 10 caracteres y un máximo de 14 caracteres.
  • Cambie su contraseña por lo menos cada mes. Esto ayudará a minimizar el riesgo de que alguien pueda descubrirla por múltiples intentos. El sistema automáticamente le pedirá cambiar su contraseña 60 días después del último cambio.
  • No incluya secuencias ni caracteres repetidos. Cadenas como "12345678", "222222", "abcdefg" o el uso de letras adyacentes en el teclado, no ayudan a crear contraseñas seguras.
  • Cualquier parte del nombre, fecha de nacimiento, número de la seguridad social o datos similares propios o de sus familiares, constituye una mala elección para definir una contraseña.
  • Utilice varias contraseñas para distintos entornos. Es muy importante utilizar contraseñas diferentes para distintos sistemas. Por ejemplo, la de acceso a su computador no debe ser igual a la de su correo personal.
  • Mantenga en secreto las contraseñas. No revele su contraseña absolutamente a nadie, no las guarde en un documento y menos aún las escriba en un papel o agenda.