Skip to main content

imagen-panama-viejo

Este año la Ciudad de Panamá vive una fiesta irrepetible, se conmemoran 500 años desde su fundación por Pedrarias Dávila el 15 de agosto de 1519, y Banistmo es parte de este gran acontecimiento.

Con el fin de promover el inmenso valor histórico y cultural que tiene para los panameños y para el mundo este conjunto monumental, se estableció en 1995 el Patronato de Panamá Viejo. Desde entonces, hemos sido parte de su Junta Directiva.

A través de estos años, desarrollamos numerosos proyectos en conjunto con el Patronato, que van desde la conservación de los monumentos, hasta retarnos y buscar acciones innovadores que den cada vez más vida al sitio.

A partir de 2013, Banistmo impulsa y mantiene el “Proyecto de educación cultural y sensibilización ciudadana en torno al valor de Panamá Viejo”. Este novedoso programa alcanzado a más de 12,000 estudiantes y 300 docentes, a través de visitas escolares.

Como parte de las acciones de voluntariado corporativo que realizamos, nuestro colaborador Ricardo Montenegro puso sus conocimientos de diseño gráfico al servicio del Patronato renovando su logo, y además creando el logo que conmemora los 500 años de Panamá Viejo, y que hoy podrás encontrar en todas las puertas de nuestras sucursales.

imagen-patronato

El compromiso de Banistmo no se suscribe solamente a realizar un aporte monetario, como año con año lo hacemos, nuestra responsabilidad es involucrarnos, en trabajar de la mano con nuestros socios, como es el caso del Patronato con quien compartimos el imperativo de trabajar en pro del rescate y conservación de este patrimonio de Panamá y de la Humanidad.

Panamá: misión de transito internacional desde hace 500 años


Descubierto el Mar del Sur, era necesario que la Corona española instalara en el Pacífico un nuevo centro desde donde pudiera irradiarse la conquista y reconocimiento del territorio, y Panamá jugó un papel importantísimo, destaca Julieta de Arango, directora ejecutiva del Patronato Panamá Viejo.

Panamá Viejo comienza como una aldea de pescadores, de habla cueva, una lengua franca con la que se comunicaban distintos pueblos indígenas que habitaban el istm2o. Los investigadores consideran que una de las razones por las que los españoles se instalan en ese lugar, que no era el más sano, fue la abundancia de comida y había gente que podía trabajar para ellos.

De ese caserío prehispánico la ciudad empieza a evolucionar. Primero, con construcciones de paja y madera, y finalmente, de piedra. Se mantuvo la construcción con madera, porque en Panamá la producía. Próxima a su destrucción, la ciudad llega a albergar hasta 10 mil habitantes.

Además de ser la primera ciudad española en el litoral pacífico del continente americano, fue en Panamá donde todo comenzó, es el punto de partida de la colonización española en Centro y Suramérica.

Al ser descubierto Perú y las riquezas que había en el cono sur, “Pedrarias tuvo la visión de refundar Nombre de Dios en el norte [del istmo] y comienza el trasiego de mercancía y plata desde la metrópolis hasta la colonia y luego a España”, relata Arango. La razón de la fundación de la ciudad es lo que define a Panamá, en esa misión de tránsito internacional que hemos tenido siempre, desde allí se perfila como un país al servicio del comercio mundial.

imagen-actividades