Skip to main content

Innovación

Intraemprendimiento: la regla de oro de las grandes compañías

El intraemprendimiento permite a las empresas sacar el máximo potencial creativo de sus empleados con proyectos dirigidos por ellos mismos.

imagen_articulo_principal

Está extendida la creencia de que el emprendimiento —la iniciativa de convertir ideas de negocio en nuevas empresas— es ajeno a la empresa tradicional.

Sin embargo, grandes compañías como Google, 3M o Virgin fomentan el “intraemprendimiento”: emprender dentro de la organización. Para Gifford Pinchot III, que en los años ochenta inventó este término, es un “método para usar el espíritu emprendedor en las grandes organizaciones, donde se encuentran muchas de las mejores personas y recursos”.

Si quieres poner en marcha el intraemprendimiento en tu empresa y equipararte a las mejores organizaciones del mundo, esto es lo que necesitas saber:
 

¿Cómo y por qué fomentar el intraemprendimiento?
 

De las empresas que formaban parte de la lista Fortune 500 en 1955, 88% no existían en 2015. La razón principal es la falta de innovación. Ejemplos recientes son Kodak y Nokia, que pasaron de dominar el mundo a casi desaparecer.

Adoptar el intraemprendimiento es una manera de innovar en la empresa con libertad. La clave es dar tiempo a los empleados para que desarrollen ideas innovadoras con potencial para revolucionar productos y servicios.

Puede haber directrices, pero, en líneas generales, el intraemprendimiento es un proceso ajeno a las jerarquías y los reportes. En su lugar, los empleados manejan libremente sus tiempos y enfrentan las dificultades por sí mismos.

Steve Jobs afirmó en 1985: “El equipo a cargo de la Macintosh era lo que se conoce comúnmente como intraemprendimiento… en esencia era un equipo que trabajaba en el garaje, pero en una compañía mucho más grande”.

El equipo de Deloitte Digital distingue tres trampas del intraemprendimiento:
 

·       Trampa de lo familiar: favorecer las soluciones a problemas conocidos en lugar de lo desconocido.

·       Trampa de la madurez: favorecer las ideas establecidas en lugar de adoptar nuevas ideas.

·       Trampa de la proximidad: favorecer las ideas que traen soluciones a corto plazo en lugar de aquellas completamente nuevas.
 

Para sortear estas trampas, los empleados deben sentir que el intraemprendimiento es importante para la empresa y que no forma parte de su evaluación de desempeño. Es posible evitar estas trampas cuando los directivos y gerentes apoyan a los colaboradores y los proveen de herramientas y espacio físico para llevar a cabo los proyectos, que pueden ser individuales o grupales.

Otra de las maneras en las que el intraemprendimiento se hace efectivo es mediante incentivos monetarios. Para Nikki Carlson, fundadora y vicepresidenta de ChicExecs Retail y Strategy Firm, es esencial repensar la estructura de sueldos y salarios.

Para Pratish Nair, fundador de la escuela Prahlad Kakkar de Marca y Emprendimiento (PKSBE) en la India, cambiar de funciones es también una buena idea para fomentar el intraemprendimiento. Esto permite que los empleados se adapten más rápidamente y ofrezcan su visión acerca de cómo resolver los problemas de otros compañeros o equipos de trabajo.

Google emplea la “regla del 20%”: el 20% del tiempo laboral de sus ingenieros informáticos se emplea en proyectos de intraemprendimiento. Como resultado, han surgido grandes iniciativas: Gmail es probablemente la más célebre.
 

¡Reconoce a tus intrapreneurs!
 

El perfil de los intraemprendedores es especial. Board of Innovation -empresa europea que proporciona servicios de consultoría estratégica, soporte y capacitación para startups- reconoce los siguientes rasgos de un intraemprendedor, después de haber analizado a más de cien millones de trabajadores de grandes corporaciones en el mundo:

·       Mentalidad de startup: los intraemprendedores consideran que sus proyectos son como sus propias empresas. Y, como cualquier emprendedor, tienen visión para encontrar oportunidades.

·       Aversión a la burocracia: el papeleo y las reuniones formales no es lo de ellos. Discuten los proyectos en persona y “en caliente” para avanzar más rápidamente.

·       Madurez de negocio: saben vender su idea a pares y superiores.

·       Capacidad gerencial: son líderes en sus organizaciones.

·       Conocimiento del ambiente interno y externo: están conscientes de que los recursos son limitados. Además, conocen la cultura de la empresa y a sus compañeros: saben con quién pueden contar y con quién no.

·       110% de disponibilidad: no es un requisito, pero sin duda están dispuestos a dar más de lo que se les pide. Les apasiona lo que hacen, así que para ellos no es problema hacer más de lo que deberían.

Nikki Carlson aconseja que las empresas elaboren el perfil del intrapreneurque necesitan, para conocer el tipo de persona que deben buscar cuando surja una oportunidad. Las pruebas de personalidad son ideales para ello. Hacer mediciones de KPI como cumplimiento de tiempo de entrega, satisfacción con la organización y compromiso con la innovación permite también elaborar un perfil más detallado de los intrapreneurs.

El intraemprendimiento es un proceso flexible, por lo que el perfil del empleado emprendedor varía de empresa a empresa. Una cosa es segura: los intrapreneurs conocen las reglas y las rompen si es necesario para entregar mejores resultados. “Es mejor pedir perdón que pedir permiso” es la regla del intraemprendimiento de Gifford Pinchot III.
 

El ejemplo de las grandes compañías
 

Parte del éxito de muchas compañías innovadoras se debe al intraemprendimiento. 

Cada cierto tiempo, Facebook organiza un “hackatón”: una jornada de horas o días en la que los programadores se vuelven como locos ideando nuevas funciones.

El botón de “Me gusta” se creó en uno de esos maratones. De otro hackatón surgió la idea de expandirlo a todos los sitios webs conectados con Facebook.

Las hackatones de Facebook contrastan con la regla del 20% de Google. A Paul Buchheit le tomó poco más de tres años desarrollar Gmail, debido a que los servicios de la compañía crecían a medida que avanzaba en su proyecto de emprendimiento, por lo que siempre había nuevas características para adaptar. 

Dreamworks, la compañía de animación, llevó el intraemprendimiento a otro nivel. Si bien su trabajo es computarizado y requiere ingenieros formados en diversas áreas, la mayoría de las historias que lleva a la pantalla son creaciones libres.

Por eso, Dreamworks no solo les da tiempo a sus empleados para que se dediquen a emprender proyectos internos, sino que les brinda formación en áreas como escritura de guiones.

Los intrapreneurs están presentes en todas las organizaciones. El reto es identificarlos y crear un clima empresarial en el que se sientan cómodos para emprender nuevos proyectos que podrían cambiar a la empresa para siempre.

Adoptar una cultura de innovación puede ser tarea difícil para una empresa tradicional.

En los últimos años, grandes organizaciones confiaron tanto en sus empleados que les permitieron llevar a cabo proyectos personales dentro de la empresa. Lejos de las reglas típicas de la organización, pero con su apoyo, los empleados desarrollaron productos y servicios innovadores que se tradujeron en ganancias y oportunidades de negocios para la empresa, como le sucedió a grandes organizaciones como Google o Facebook.

En conclusión, cualquier empresa que fomente un ambiente ideal para el desarrollo de proyectos personales e innovadores seguramente ofrecerá nuevas soluciones y mejores productos.

Publicado: 3 de septiembre de 2019

Últimas noticias

5 datos para atraer inversionistas a tu Startup

Conseguir el financiamiento necesario para iniciar un negocio es todo un reto para muchos empresarios, de hecho, para muchas startups no conseguir fondos para su proyecto representa un obstáculo para el éxito. Hoy te traemos 5 datos que no puedes perder de vista para atraer nuevos inversionistas a tu empresa.

¿Ciudades Inteligentes? 9 factores que las identifican

Para clasificar una ciudad como “inteligente” se deben tener en cuenta factores ambientales, sociales y tecnológicos, descúbrelos aquí.

Errores comunes de la transformación digital

La transformación digital, es para muchas empresas, un mar de incertidumbres. Hoy les contaremos cuáles son los errores más comunes, para que no fallar en el intento.

Economía Colaborativa

En Estados Unidos se vendieron 80 millones de taladros eléctricos en un año. De acuerdo con una publicación del diario The New York Times, solo serán usados unos 13 minutos de esos 12 meses. En el siguiente artículo te contaremos la manera en que la Economía Colaborativa ayuda a disminuir el consumismo desmedido y te explicaremos la forma en la que funciona.

Chat